Festival de las luces

Mariana Dávila Arzola

Una de las festividades más tradicionales de Colombia es el día de las velitas o noche de las velitas. Durante las fechas del 7 y 8 de diciembre las calles de toda Colombia se llenan de luces en conmemoración de la Inmaculada Concepción de la Virgen María. El origen de esta fiesta surgió del dogma proclamado por el Papa Pío IX en la bula Ineffabilis Deus el 8 de diciembre de 1854, en el que él mismo constató que la Virgen María era inmune a toda culpabilidad y que por esta razón debía ser creída por todos los fieles.

Alumbrado en la ciudad de Medellín.

El gran festejo varía según cada región del país colombiano. En ciudades como Barranquilla, Bucaramanga, Buenaventura, Montería, Pereira, Valledupar y Maicao, en estos dos días festivos se decoran las casas con faroles multicolores de origen artesanal, iluminados con velas en su interior y se ponen en los frentes de los hogares y en los andenes para celebrar la Inmaculada Concepción. A su vez también izan la bandera de la Virgen en las ventanas y balcones de las casas mientras que algunas personas conforman altares para la Virgen María, disfrutan de la música típica de la festividad y comparten con alimentos tradicionales como la natilla y los buñuelos.

En Bogotá, Calí, Cartagena de Indias y Neiva, los habitantes cumplen con la misma celebración anteriormente descrita pero agregado a eso realizan actividades nocturnas para la familia, cabalgatas por el centro histórico, visitas a museos, tiendas y centros comerciales que cumplen horarios extendidos y ofrecen eventos al aire libre con fuegos artificiales y eventos pirotécnicos.

En Cúcuta se encienden las velitas en los cementerios de La Esperanza y Jardines de San José y al mismo tiempo se inauguran las luces de navidad principalmente en el sector conocido como el Malecón. En Santa Marta en Magdalena, el festejo comienza el día 8 de diciembre a tempranas horas de la mañana y termina al amanecer. En Plato, el festejo inicia a las 3 de la madrugada del día 8 de diciembre, termina al amanecer y coincide con el cumpleaños de esta población, acompañada de procesiones por la carrera 15 y juegos pirotécnicos. En Medellín se lleva a cabo un desfile llamado «Desfile de Mitos y Leyendas», en el que se ponen en escena grandes figuras que representan los diferentes mitos y leyendas colombianas como el Mohán, la Llorona y el Padre sin Cabeza. En el Parque Cementerio Jardines Montesacro tiene lugar el evento «Noche de las luces» y en los pueblos más tradicionales se realizan procesiones con lucernario en honor a la Inmaculada Concepción, patrona de la catedral Metropolitana de Medellín y de la catedral de Santa Fe de Antioquia.

 

Crédito: CEET Fotógrafo: JAIVER NIETO ÁLVAREZ

En sectores como Pasto, Ipiales y Túquerres, un  dato curioso es que el número de velitas que se enciende en los hogares corresponde al número de personas que pertenecen a la familia, sin importar si están presentes o fallecidos, y además no solo incluyendo al núcleo familiar convencional sino también a yernos, nueras, nietos. En el pueblo de Guapi, Cauca, se acostumbra a adornar las balsas y potrillos (especie de canoas), con velas y luces, y a pasarlas en la noche del 7 frente al desembarcadero. En Ocaña, Norte de Santander se ponen faroles o velitas por la paz del Catatumbo y la unión de las familias ocañeras y se empiezan oficialmente las fiestas de cumpleaños de Ocaña, navidad, fin de año y carnavales y el 8 de diciembre en las horas de la mañana en todas las parroquias de la ciudad se celebran las primeras comuniones. En Quimbaya, Quindío el evento cultural más importante es el “Concurso de Velas y Faroles”. Se trata de una festividad artesanal en el que los miembros de las familias elaboran los diseños de faroles alusivos a la fiesta, con peticiones elevadas a la virgen. El concurso es organizado por la Fundación Velas y Faroles, la Alcaldía y la Casa de la Cultura y como curiosidad, se conoce que desde el mes de septiembre los aspirantes a ganar, los habitantes del municipio, comienzan a trabajar elaborando diversos diseños para el concurso.

Ahora bien, una de las regiones más reconocidas en cuanto a festejos en torno a la Inmaculada Concepción es Villa de Leyva. Al igual que las demás regiones, se celebra a la Virgen con la tradición de las velitas y los faroles de cada 7 y 8 de diciembre pero en esta ocasión se le suma a eso una de las atracciones más grandes de toda Colombia, un espectáculo único e increíble en el que se dan cita las mejores polvorerías artesanales del país, compitiendo por el más alto puntaje de acuerdo con la luminosidad, altura, apertura, sonido y duración de sus juegos pirotécnicos.

El Festival de las Luces es uno de los más antiguos e importantes de Villa de Leyva, en él se conjugan actividades musicales, artísticas, culturales y religiosas.  Se conforma un escenario mágico de calles coloniales en el que las luces de las calles empedradas y las increíbles fachadas blancas del lugar junto con el Concurso de Juegos Pirotécnicos lo hacen una experiencia única para el disfrute de todos los habitantes nativos y turistas tanto nacionales como extranjeros. Las jornadas correspondientes al Festival de las Luces en ambos días, a horas de la tarde se caracterizan por una presentación de un coro musical, posteriormente uno de danza o baile, luego ya a eso de las 8 de la noche, se procede a la presentación de las diferentes polvorerías y sus juegos pirotécnicos. Al finalizar estos se presentan grupos de distintos géneros musicales y termina la festividad.

Festival de Luces en Villa de Leyva

También es posible que en lugares cercanos a la festividad se impartan visitas especializadas, charlas, talleres y muestras de adornos navideños. Es importante destacar que para asistir a esta festividad se tienen que tomar en cuenta ciertas reglas Se tiene que respetar las áreas del cercado destinado para los polvoreros y estar atento al momento de activación de la pirotecnia, no se debe entorpecer la circulación en la Plaza Mayor antes y durante el espectáculo con cercados de velas en el piso, no se puede tener consigo globos inflados con helio u otros gases inflamables, no se pueden llevar mascotas antes y durante el espectáculo en la Plaza Mayor, si asisten niños menores de 12 años deben asistir con su padres o representantes, y como el show pirotécnico requiere de la combustión de pólvora es recomendable que no asistan personas asmáticas, con enfermedades respiratorias y cardiacas, ni mujeres en gestación. Tomando en cuenta estas indicaciones, se puede disfrutar al máximo de esta experiencia única en el aclamado pueblo de Boyacá, Colombia y se es testigo de un espectáculo lleno de encanto, alegría y devoción.