Música para cerrar el año

Redacción BAT

En cualquier celebración la música cumple un rol fundamental. Los sonidos emparentados con esta época del año marcan la vida de generaciones porque en sus repertorios evocan momentos de unión familiar y la bienvenida a un nuevo año, muchas veces, cargada de un gran poder esperanzador. A continuación celebraciones que suenan por nuestras latitudes.

Festival de las Nueve Mañanas

«Durante nueve días antes de Navidad (excluyendo domingos), nos
levantamos muy temprano en la mañana y participamos en servicios
religiosos, fiestas, vamos a la playa o hacia Kingstown donde hay
competencias organizadas de canto, recitales y otras divertidas
competiciones. Hay también competencia de villancicos auspiciado por la
National Broadcasting Corporation que atrae a miles. El formato es que
cantas una canción tradicional y después haces tu propia creación basada
en cualquier tema popular. También hay bandas de cuerdas tocando
música en las calles, bandas de la policía tocando música en las
comunidades alrededor de la isla, cantos comunales y el encendido del
árbol de Navidad”.


«El Parang»

 

«A través de la región, se puede escuchar villancicos tradicionales, muchos de los cuales se
originan en Estados Unidos. Sin embargo, en Jamaica, los villancicos se cantan en ritmo de
reggae. En Trinidad y Tobago, la música navideña disfraza la herencia española del país
con Parang, música indígena con ritmos latinos y que se canta en castellano, y llena las
ondas radiales. El soca parang es también otro derivado del género parang, con un amplio
repertorio musical existente».


En Jamaica

 

“Tenemos también unas cuantas tradiciones, como el mercado matutino
de Navidad, y Jonkonnu. El espíritu de Navidad
comienza a formarse desde finales de octubre entrando en noviembre. Los
turistas de regiones más templadas adoran el Caribe como una alternativa
cálida a la temporada invernal, pero podrán oír a algunos lugareños decir
que hace “fresco” o “frío”. Ese “fresco” es señal segura que la Navidad está
cerca. La brisa de Navidad empieza con un viento fresco del Norte…”