La octavita de El Callao fue en Petare

Fundación Bigott, Investigación y promoción cultural

El pasado jueves 12 de marzo una comparsa recorrió las calles de la zona colonial de Petare al ritmo del calipso tradicional de la agrupación Yuruari, emblema de la tradicional octavita de carnaval de El Callao.

El carnaval de El Callao, en el estado Bolívar de Venezuela, es considerado como tradicional debido a que es una herencia histórica y sociocultural producto de la confluencia multiétnica de grupos afrodescendientes, que a mediados del siglo XIX emigraron a esta región desde distintas islas de las Antillas Menores.

Esa festividad nos retroproyectó como expresión turística y con las comparsas emergió el calipso. Comparsas de distintas temáticas que marcharon y bailaron identificados por un disfraz particular y un tema representativo.

Sobre Yuruari, «el verdadero calipso»

La Agrupación Yuruari nació en el año 1992, en los Talleres de Canto Tradicional y Danza del Calypso de El Callao de la Fundación Bigott que dictaba la Madama Cleotilde Billings. La agrupación tomó su nombre del río que atraviesa la población que la vio nacer. Desde entonces, el grupo, bajo la dirección musical del Maestro Leopoldo Billings, se ha dedicado a ofrecer un resumen fiel de las expresiones musicales tradicionales de esa zona minera, convirtiéndose en un equipo dedicado a cultivar y desarrollar la cultura heredada por nuestros antepasados en esta región. Sus trajes, sus costumbres y el lenguaje (inglés, francés, patois y castellano), se difunden orgullosamente.